Blogia
Desde Matanzas, la Atenas de Cuba

Elecciones en Cuba: Votar y votar bien

Por Roberto Pérez Betancourt

Este domingo 25 de abril, a partir de las siete de la mañana, hora oficialmente establecida para la apertura de los colegios electorales en la provincia de Matanzas y en todo el país,  una vez más se pondrá a prueba la voluntad cívica de los cubanos con su afluencia masiva a las urnas de ocho millones 408 mil 144 electores registrados para el ejercicio del sufragio responsable, atendiendo a las reglas fijadas para hacer que cada voto cuente al momento del escrutinio.

 Estos comicios para elegir a 15 mil 093 delegados municipales a las asambleas del Poder Popular (gobierno) tienen además la connotación, siempre seguida por observadores extranjeros, de mostrar el grado de participación, civilidad, disciplina y calidad de los sufragios emitidos, aspectos que tradicionalmente han distinguido al sistema electoral cubano, aunque los enemigos de la Revolución  persistan en difundir mentiras y restar credibilidad a la transparencia de la democracia participativa cubana.

Buena parte del éxito en la calidad de la votación radica en llegar al colegio con al decisión de otorgar el sufragio a determinado candidato, para lo cual los votantes han dispuesto con tiempo suficiente de las biografías, fotos y otros datos referentes a las aptitudes y condiciones de quienes en las demarcaciones fueron nominados por los vecinos para aspirar a delegado.

Otro factor es verificar con antelación la inclusión del elector en el listado oficial del colegio donde sufragará, a fin de llegar con el carné de identidad --o documento de identificación de las instituciones armadas--  que prueba la legitimidad de ejercer el sufragio dentro de lo que fija la Ley Electoral, para mostrarlo a las autoridades y recibir la boleta donde se marcará una cruz dentro  del cuadro diseñado a esos efectos, por uno solo de los candidatos.

En las circunscripciones donde dos o más candidatos queden empatados, o ninguno de los aspirantes reciba más de la mitad de los sufragios válidos, los electores deberán acudir a  una segunda convocatoria fijada para el dos de mayo.

Votar y votar bien será, además, el mensaje cívico que cada elector estará enviado este domingo a quienes se han afiliado a la patraña desinformativa patrocinada por Estados Unidos y la Unión Europea con  ánimo malsano de socavar la unidad que a lo largo de más de 50 años ha sido bastión  fundamental en el avance de la Revolución cubana.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres