Blogia
Desde Matanzas, la Atenas de Cuba

A propósito del Día mundial de la Población

¿ Cuánto y cómo se vivirá en el futuro ?

Por Alina Guede Rojas

Numerosos especialistas están alarmados y no sin razón.    Es vertiginoso el  crecimiento de la población mundial,  e innumerables las dificultades  que acarrea el  deterioro  del medio ambiente y la escasez de  agua, tierras de cultivo y alimentos.

El problema se agudiza si tenemos en cuenta  que el consumo de esas riquezas naturales  no es equitativo y que los habitantes más ricos del planeta  despojan  a los más pobres de las suyas.

El tema de la contaminación es tan o más alarmante.  La industrialización y el excesivo consumo de combustible  de algunos países polucionan toda la Tierra, incluso el entorno donde viven personas que nunca han participado de los beneficios del progreso.

Lograr  que los pueblos tomen conciencia de  la importancia de los problemas demográficos y  en particular, de los planes y proyectos  que se elaboran en tal sentido, fue uno de los objetivos del Programa de las Naciones Unidas  para el Desarrollo cuando en  1989  propuso el 11 de julio como Día Mundial de la Población.

La necesidad de encontrar soluciones urgentes a  inconvenientes  como los  anteriormente mencionados,  compromete a la humanidad a la reflexión.

Cada pareja debe procrear los hijos que sean capaces de   mantener -- no más--  de manera que puedan  asegurarles su bienestar y  una atención  esmerada.

Sin embargo, para cientos de millones de mujeres y hombres  del orbe, los métodos anticonceptivos modernos son  inasequibles,  principalmente para aquellos con mayor dificultad en acceder a la información y a los servicios necesarios para planificar sus familias.

Actualmente somos más de 6 mil  millones de habitantes en el planeta y según pronósticos, se esperan entre 8 mil  y casi 11 mil  millones  para el año 2050.   
La posibilidad de una vida digna no sólo está relacionada con  el control del crecimiento, sino también con el más justo reparto  de las riquezas naturales,  la cooperación y la solidaridad,  el respeto al medio ambiente y a nuestros semejantes.  La cuestión no es el número de personas que viven en el mundo,  sino cómo viven en estos momentos y cómo lo harán el futuro.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres