Blogia
Desde Matanzas, la Atenas de Cuba

Biografía de Mario Muñoz Monroy, el médico del Moncada

Biografía de Mario Muñoz Monroy, el  médico del Moncada

Nació en Colón, Matanzas, el 26 de julio de 1912, hijo de Marcelino Muñoz Zurra, natural de Roque, Colón, fotógrafo y de Catalina Monroy Artiles, natural de Colon.

Estudió la primera enseñanza y la secundaria en el Instituto de Colón. Obtiene el Título de Bachiller en Ciencias y Letras, a los 21 años, en el Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana, el 28 de agosto de 1934. Ingresa en la Universidad de La Habana, donde matricula la carrera de Medicina, en el curso académico de 1934-1935, el 24 de diciembre.

El momento de su ingreso en la Universidad es de gran crisis política económica y social en Cuba, pues el estudiantado se encuentra en franca rebeldía contra el tirano Machado, y Mario Muñoz Monroy ingresa en el Directorio Estudiantil Universitario.

Es uno de los líderes de la histórica huelga de marzo de 1935. En 1942 logró por fin, habiendo regresado a las aulas, hacer su ejercicio de grado el 5 de febrero de ese año. Lo hace con nota de sobresaliente graduándose el 16 de marzo.

Inmediatamente comienza a ejercer la bien ganada profesión en su ciudad natal, donde llega a ser por todos estimado. No deja de pensar que la verdadera revolución no se ha hecho.

Es designado médico de la Casa de Socorros de Colón, durante el gobierno de Grau, y ejerce el cargo en beneficio de la población, que lo admira y le profesa un gran cariño.

Pero renuncia a su puesto, indignado, cuando politicastros "auténticos" le proponen que emplee su cargo de médico oficial para la captación de votos de la confrontación de su ideología política con la politiquería ambiente, triunfa el hombre limpio y generoso que se integrará más tarde a la generación del centenario.

Nuevamente renuncia cuando, designado en el gobierno de Prío radiólogo del Hospital de Colón, su honradez indoblegable tropieza con el oportunismo de los gobernantes de turno. Ingresa entonces en el Partido Ortodoxo; y muerto Chivas, al intentar mantener unida esa gran agrupación política, comprende que sus entonces máximos dirigentes no son revolucionarios y se mantiene a la espera de la hora de Cuba.

Al dar Batista el cuartelazo del 10 de marzo de 1952, el doctor  Mario Muñoz Monroy se dispone a la lucha y encuentra en Fidel Castro el jefe capaz de iniciar la revolución y llevarla a la victoria.

Es su casa un centro de conspiración, donde se congregan los conjurados. A las reuniones asisten Fidel, Abel, Haydee Santamaría, Boris Luis Santa Coloma, Julito Reyes y Mario Martínez Arará. El médico aficionado a la radio transmisión, pone sus conocimientos a disposición de la causa y para Fidel construye varias plantas; colabora en todo con los compañeros de la Generación del Centenario. Es el único médico del grupo y será el médico del ataque. Su impaciencia es tal, que Fidel tiene que pedirle sonriente, y en más de una ocasión, que espere hasta que esté todo listo.

Y al fin llegó el anhelado momento.Para no alarmar al amante padre, le dijo que iba  a un acto público contra Batista. Iba al asalto del Moncada, prolegómeno de una nueva era.

Participa en el grupo de Abel Santamaría en la operación de la toma del Hospital Civil "General Saturnino Lora", de Santiago de Cuba, donde es hecho prisionero. Es conducido por los esbirros junto a Haydee y Melba, en calidad de detenidos por la calle Trinidad. Al aproximarse a la escuela anexa a la Normal, le ordenan adelantarse sólo, y al caminar unos metros es asesinado por la espalda en presencia de Melba y Haydée, dejándolo tendido en un charco de sangre.

Muere el abnegado médico combatiente el 26 de julio de 1953, exactamente 41 años después de su nacimiento.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres