Blogia
Desde Matanzas, la Atenas de Cuba

Día de la Rebeldía nacional

Día de la Rebeldía nacional

Homenaje eterno de fidelidad

Por Alina Guede Rojas

Más que nunca antes,  la  mil veces heroica generación del centenario demostró su coraje aquella histórica madrugada del 26 de julio de 1953, cuando un grupo de valientes jóvenes  tomaron  por asalto en el oriente de la Isla la segunda fortaleza militar más importante de Cuba, --el cuartel  Moncada— y el  Carlos Manuel de Céspedes, importantes bastiones militares del régimen dictatorial  de Fulgencio Batista, que ejercía el poder en Cuba.

Propósito de  la temeraria gesta, era conmover la conciencia nacional ante la realidad de injusticia social que padecía el país, y obtener armas para  emprender la ofensiva insurreccional  por la soberanía que llevaría    posteriormente  a la transformación de la lamentable situación económica, política y social del país.

El intento,  aunque fallido y sangriento,  estremeció a la nación cubana  y  propició la continuidad de  la  lucha armada emprendida por los mambises  a través de nuevos  derroteros que condujeron   al desembarco del Granma, el levantamiento del 30 de noviembre, las luchas clandestina y  guerrillera de la Sierra Maestra y finalmente, al  triunfo del primero de enero.

Han transcurrido 57 años, cada uno de ellos pletóricos de  coraje y   de capacidad de resistencia activa y creadora a toda prueba.     Los sueños de la generación del centenario se convirtieron en la realidad de millones de cubanos,  enfrascados todos en la  construcción  de  nuevas y mayores metas,  en la construcción de un mundo mejor.

La hazaña de los héroes y mártires de aquella gloriosa gesta  no solo debe ser recordada, ha de ser un  homenaje eterno de fidelidad  a quienes dejaron sus preciosas vidas  en aras de una quimera posible.
 
 


¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres