Blogia
Desde Matanzas, la Atenas de Cuba

Cuba y el mundo contra el bloqueo

Por Alina Guede Rojas

Mañana martes el máximo órgano de Naciones Unidas se pronunciará  en contra del cerco económico implantado a Cuba  por Estados Unidos hace cerca de 50 años,  cuyo costo asciende aproximadamente  a los 751 mil 363 millones de dólares.

En sesión plenaria se debatirá el tema  “ Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos de América contra Cuba “ y será la segunda votación con Barack Obama en la presidencia estadounidense, administración que  no parece dispuesta siquiera a rectificar los aspectos más irracionales y universalmente rechazados de su política contra nuestro país.

El texto en cuestión denunciará  a la Casa Blanca por mantener las leyes, disposiciones y prácticas que le sirven de sustento al cerco y la acusa de reforzar los mecanismos políticos, administrativos y represivos para su instrumentación más eficaz y deliberada.

Ese aislamiento no es una cuestión bilateral entre la isla y su vecino del norte. La aplicación extraterritorial de las leyes norteamericanas y la persecución contra empresas y ciudadanos de terceros países afectan la soberanía de muchos otros Estados. La  vigencia de las Leyes Torricelli y Helms-Burton, que prohíben negociar con sus subsidiarias en terceros países,  son pruebas irrefutables de ello.

El bloqueo económico de Estados Unidos contra Cuba es hoy el más largo y férreo sistema de sanciones que se haya aplicado contra país alguno y mantiene las intenciones norteamericanas de querer destruir la Revolución cubana con su tradicional política de agresiones.

Su  aplicación constituye el principal obstáculo para el desarrollo económico y social de la mayor de las Antillas y tiene carácter genocida por cuanto su intención es pretender asfixiar por hambre y enfermedades a todo un pueblo.

La Mayor de las Antillas   contará nuevamente en esta ocasión con el abrumador respaldo de la comunidad internacional contra esa brutal medida.    La Asamblea General de la ONU ha reiterado desde 1992 su respaldo a esa Resolución, que el año pasado recibió la cifra record de 183 votos a favor.

Aunque los  Estados Unidos,  desdeñen  la opinión mundial y mantengan  esa política inhumana, este martes en la ONU  se confirmará una vez más,  que la gran mayoría de  los pueblos del mundo apoyan a Cuba y condenan el vergonzoso cerco.

La solidaridad de la Isla llega hoy  a los cinco continentes y son centenares los grupos de apoyo que exigen el cese inmediato de la política del Vecino del Norte. La votación de mañana será una muestra de ello.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres